2012-05-26

No todo me lo cobras, no todo me lo regalas

imageEn una reunión con uno de nuestros clientes mi interlocutor soltó esta frase que me dejó pensando:

“No todo me lo cobras, no todo me lo regalas”

Y la verdad es que refleja muy bien el tipo de relación que me gusta tener con clientes.

Por un lado es bueno para el cliente sentir que no todo lo que surge en forma imprevista durante un servicio será contabilizado y facturado. Hay cosas que son manejables dentro del servicio sin llegar a plantear cambios de alcance. Por otro, del lado del proveedor, es bueno sentir que lo que no se previó de entrada deberá ser regalado inexorablemente.

En toda relación cliente-proveedor debe existir un equilibrio sano entre cobrar y regalar, responsabilidad de ambos.

Seguimos pensando..

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar. Por favor deja tu nombre y/o email, los comentarios son mucho más valiosos cuando se sabe quien los hace.