2013-11-25

#consultip 160. Ante la duda, en una reunión con cliente, escriba en papel

Es cierto que muchas veces es más cómodo escribir directamente en la computadora. Tal vez nos toca hacer la minuta o mandar el avance y tener todo ya en la compu ahorra algo de tiempo.

Hay situaciones donde esto es perfectamente posible porque tenemos confianza suficiente con nuestro interlocutor para hacerlo o para, como mínimo, preguntar si eso molesta.

Cuando hablamos de reuniones con clientes, sin embargo, mi consejo es que ante la duda conviene el papel. Y digo esto porque no todos los clientes toman a bien hablar con alguien que está tipeando en la computadora. De hecho se pueden sentir molestos por ello (¿está escuchándome o está contestando un mail?). Sumado a esto el papel tiene varias ventajas por sobre la compu en situaciones de relevamiento o entendimiento de problemas.

Y para aquellos que no saben cómo hacerlo o han perdido la gimnasia les dejo una ayudita de Manager Tools.

Seguimos pensando..

2 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo! Ademas se debe prestar mucha mas atención sobre el dispositivo que con el papel y lapiz, el cliente agradecido...

    ResponderEliminar
  2. En mi opinión, la cuestión de usar un dispositivo móvil en vez de papel y lapiz se resuelve pidiendo permiso y asegurándonos que verdaderamente al cliente no le molesta.

    Por otro lado, estoy convencido que el cliente verá negativamente que una cantidad de apuntes luego tardan un tiempo considerable en pasarse en limpio y distribuirse para su validación.

    Mi opinión es que la cuestión de prestar atención al cliente mientras realizamos un relevamiento no guarda relación con el medio que elegimos para capturar el análisis.

    En nuestro trabajo como consultores las herramientas como una Tablet o un sw como EverNote potencian nuestro trabajo cuando son bien utilizadas.

    Seguimos pensando... siempre!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Por favor deja tu nombre y/o email, los comentarios son mucho más valiosos cuando se sabe quien los hace.