2014-01-13

#consultip 167. Hay que buscar la forma de subir el nivel de gestión... literalmente hablando

Hay una metáfora que David Allen usa en su libro Getting Things Done en la que habla de la planificación a distintas alturas. Él dice que, en pos de mantener un sistema de gestión personal, es necesario plantearse la planificación a distintas alturas. A 100 metros con tareas concretas, 10.000 metros serán objetivos, a 30.000 será una visión,  etc.
Creo que en el principio aplica también a la gestión de los proyectos. Aquí también es sano pensar a distintos niveles. Hacerlo ordena la cabeza, las prioridades y las discusiones. Pero algo todavía más interesante es que, en mi opinión, todos los líderes tienen una altitud máxima para liderar/gestionar. También creo que esta altitud máxima está pautada por características de personalidad, conocimiento y experiencia.
Hay algunos que sólo pueden liderar a muy baja altura. Es decir que tiene que estar muy cerca de la tarea para gestionarla, tienen que verla, tocarla. Otros pueden hacerlo desde más alto, con ver el puntito que se mueve por donde ellos quieren, están tranquilos y pueden ajustar lo necesario para lograr el objetivo final. Por último otros son como los controladores de tráfico aéreo, que ven las cosas desde una perspectiva diferente y manejan una complejidad un orden de magnitud superior.
Esta capacidad de poder gestionar [hasta una cartera de proyectos] puede desarrollarse con años de práctica y preparación. No obstante creo que todos tenemos un límite que tarde o temprano alcanzamos.
¿A qué altura gestionas/lideras? ¿Qué complejidad manejas? ¿Cómo podrías subir el nivel?
Seguimos pensando..




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar. Por favor deja tu nombre y/o email, los comentarios son mucho más valiosos cuando se sabe quien los hace.