Tenemos que escribir más


Encontré un interesante artículo acerca de la importancia de escribir en el trabajo. No, no me refiero a contestar correos, sino a desarrollar ideas escribiendo. Writing is thinking dicen en el artículo.

El autor sostiene, y coincido, que las empresas son reticentes a escribir memos (o textos). Contestan correos electrónicos, arman presentaciones pero no escriben textos para desarrollar ideas. Es comprensible, escribir bien (es decir algo que se entienda y que tenga la cantidad justa de detalles e información) es difícil y lleva tiempo.

Lo que pocos se han puesto a pensar son las contras de no ejercitar esta práctica de pensar por escrito. Comento dos que para mi son claras: La primera es que cada uno entiende lo que quiere. Usualmente comunicamos en reuniones y el soporte escrito que queda son las presentaciones o escuetas minutas con tareas. La segunda contra es que aunque el expositor de la reunión haga un excelente trabajo dejándonos a todos en la misma página, por el solo hecho de pasar el tiempo, el alineamiento se irá perdiendo pues nuestra referencia será solo el recuerdo de la reunión.

El artículo enumera varios beneficios y desafíos relacionados con escribir más: nos obliga a pensar y planificar antes, a consultar con otros e iterar sobre la idea, a ser específicos, a tomar riesgo y compromiso en lo que decimos. También facilita la tarea a los receptores de nuestras ideas pues pueden volver a leerlas cuando lo necesitan. Piensen por ejemplo la potencia que tiene esto en temas de estrategia, objetivos o lineamientos.

Me resultó interesante lo que dice al final:
“The first people to stop writing in a company are often those that were there the longest or the execs. Writing is important for everyone. Execs need to write, and do their own writing. Don’t farm out to others to fill in the details from an outline. Having others do your writing for you is for when you’re a head of state making speeches every day and for when every word matters, not for business writing even for the largest of companies”
Todos debemos escribir más, explicarnos mejor y fundamentar. Algunos pueden pensar que una compañía con una cultura con más escritura es tediosa, lenta o poco ágil pero eso no tiene tanto que ver con la cantidad que se escribe sino con la calidad. Si la escritura es inteligente, pensada y ágil, aunque sea extensa, va a provocar leerla. De otro modo no. Piensen en los libros, hay muchos libros largos pero excelentes.

¿Cómo es tu empresa? Se desarrollan las ideas en forma escrita o todo es reunión y charla?

Seguimos pensando.. (o escribiendo)

Comentarios